las mejores impresoras 3D de titanio

No es de extrañar que hayamos progresado lo suficiente como para poder imprimir en 3D con metales. No es solo el termoplástico, sino que también se ofrece una amplia gama de materiales para la impresión 3D.

Sin embargo, es posible que deba pensar en el Proceso de impresión 3D al elegir el material con el que desea imprimir en 3D.

No todas las impresoras 3D funcionarán con todos los materiales disponibles. Especialmente al pensar en imprimir con Titanium, debes tomar todas las precauciones que puedas.

Hay una liga separada de impresoras 3D de titanio para trabajar con este metal específico. Y debe seleccionar el proceso de impresión correcto si desea realizar un proyecto con Titanium.

Cualquiera que sea el objetivo de la impresión 3D, si se trata de titanio, seguramente actuará en la dirección correcta. O puede que tenga que poner mucho en juego.

Sin que le parezca tan difícil, permítanos profundizar en los detalles del tema. En primer lugar, la fabricación aditiva de titanio no es para principiantes.

Tampoco es para oficinas o uso doméstico. El uso de titanio brilla dentro de las industrias. Y hay razones comprensibles para lo mismo. Comprender los diversos rincones y rincones de la tecnología lo mantendrá lleno.

Si está buscando un metal que sea muy fuerte pero lo suficientemente preciso como para poder obtener los detalles intrincados sin problemas, está hablando de titanio.

Hay termoplásticos disponibles con diferentes combinaciones de metales, que van desde el 50% al 85% de la participación, no le dará los resultados ni siquiera cerca de lo que el titanio solo puede.

Aquí es donde terminan todas las dudas y eliges la impresión 3D en titanio para dar más flexibilidad a tus proyectos.

Una breve descripción sobre el titanio

Crédito: 3dprintingindustry.com

Antes de hablar sobre la impresora 3D de titanio, vamos a conocer el metal milagroso un poco más de cerca. El titanio es una combinación de fuerza y ​​delicadeza.

El titanio puede unirse con otros elementos al compartir su electrón y, con algunos iones, incluso puede cargarse eléctricamente. El titanio se puede encontrar en todas aquellas aplicaciones donde se requiere una cantidad considerable de fuerza.

¿Sabes que el titanio es el metal más duro conocido en la tierra? No solo eso, también es el mejor cuando se considera la relación entre la fuerza y ​​el peso.

Todas estas cualidades hacen que el metal sea el mejor para una variedad de aplicaciones y dentro de diferentes nichos. Desde el automóvil hasta el entretenimiento y la industria aeroespacial, todas las industrias disfrutan jugando con este metal.

La mejor parte es que el metal no es tan susceptible a la corrosión como la mayoría de los metales. Además, presenta una temperatura de fusión alta, incluso más que la mayoría de los metales con los que solemos imprimir en 3D.

Todas estas razones son lo suficientemente seguras para hacer que el titanio sea único y responsable cuando lo que necesita es la resistencia de un material ligero.

Es la mejor opción para todas las aplicaciones sofisticadas. No vayamos demasiado lejos. El ejemplo está muy cerca. El titanio es el mejor traje para implantes biomédicos.

Aunque ha habido algunos avances interesantes en los polímeros sintéticos, nada se acerca al titanio cuando se trata de necesidades protésicas.

Pero, ¿no es importante saber también qué impresora 3D de titanio podría obtener los mejores resultados justificando los beneficios del metal milagroso? Seguro que lo es.

Debemos encontrar el mejor proceso de impresión 3D, la mejor impresora 3D, así como otros detalles relacionados con la impresión 3D de polvo de titanio.

¿Cómo trabajar con la impresión 3D de titanio?

El titanio, como sabemos, posee la mayor resistencia de su collar. Por lo tanto, requiere más consideración junto con una preparación especializada que cualquier otra aleación de metal.

Esto se debe a sus propiedades físicas únicas que acompañan al metal. No se puede usar titanio con combinación termoplástica y usarlo como carrete de filamento para crear modelos en casa. Por el contrario, necesitará láseres para domesticar el metal como desee.

Y no cualquier láser para el caso. Necesitaría un láser de alta potencia para disputar el metal en sus diseños. Debe buscar una impresora 3D de sinterizado láser directo de metales (DMLS).

Al trabajar con impresoras 3D DMLS, no tiene que preocuparse por la parte de diseño. Esto se debe a que la mayoría de las aplicaciones de diseño 3D son compatibles con una impresora 3D de titanio.

De hecho, puede elegir el que le resulte más fácil de manejar o con el que esté acostumbrado a trabajar.

Sobre todo, estas impresoras 3D funcionan con la misma extensión de archivos que las impresoras 3D FDM habituales. Por lo tanto, tampoco tiene que pensar mucho en la salida de los archivos de diseño.

¿Qué es diferente entonces?

El juego cambia cuando comienzas a construir el modelo 3D a partir de la máquina DMLS. En otras palabras, el proceso de impresión 3D es completamente diferente al de las impresoras de escritorio habituales.

Hace el mismo trabajo de crear modelos 3D a partir de archivos 3D, pero el proceso es diferente. Y comienza desde el momento en que planea alimentar el archivo 3D a la impresora 3D de titanio.

En lugar de conectar su impresora 3D a la computadora, debe cargar el diseño 3D directamente en la impresora 3D de titanio.

Una vez que tenga el diseño dentro de la memoria de la impresora 3D, es hora de que actúen los láseres ópticos. Estos sinterizan el polvo de titanio para crear el producto final.

Este láser dirige a la cámara especial, una parte de la máquina DMLS. Hay una plataforma dentro de la cámara responsable de distribuir el material en capas.

El trabajo del láser es fundir el titanio en forma de polvo al sustituto líquido. El líquido toma forma con la ayuda de la cuchilla.

No te preocupes. Puede parecer complicado. Sin embargo, la mejor parte es que la máquina se encargaría de todo el proceso que ocurre dentro de la impresora 3D de titanio. Una vez que haya transferido el archivo 3D a la máquina, su tarea finaliza y la máquina comienza a funcionar.

¿Qué procesos de impresión 3D funcionan con titanio?

¿Qué espera de una tecnología que progresa constantemente? Tenemos otros procesos de impresión 3D que pueden imprimir en 3D con titanio.

Impresión 3D de fusión de haz electrónico (EBM)

EBM es otro proceso de impresión 3D que ha recibido mucha atención por parte de los expertos en impresión 3D. Solo mirando los nombres de estas dos tecnologías puede descubrir la principal diferencia entre las dos. Sí, es la fuente de energía.

Uno usa láseres y el otro hace uso de un haz de electrones. Ambos procesos de impresión 3D pueden funcionar con titanio de lo contrario.

EBM produce una mayor producción de energía de DMLS. Y también hay otras ventajas. Puede esperar que una máquina EBM produzca menos defectos internos con propiedades de fatiga mucho mejores que las de las máquinas DMLS.

Estos también dan como resultado un material de desecho mínimo o nulo. Además, todo el exceso de polvo de titanio es reciclable.

Por el contrario, DMLS puede ayudar a lograr un espesor de capa más fino. Puede producir un mínimo de 20 a 40 μm. Mientras que, a través de la impresora 3D EBM de titanio, los usuarios pueden obtener un grosor de capa de 50 a 70 μm.

Por lo tanto, DMLS puede producir un acabado superficial mejor y más suave. Y esta es la razón principal por la que DMLS todavía se elige sobre MBE en la mayoría de los casos.

Deposición rápida de plasma (RPD)

Crédito: 3dfabprint.com

Hay un enfoque más para obtener un modelo 3D limpio con una impresora 3D de titanio. Un enfoque introducido por Norsk Titanium. Y el proceso se conoce como Deposición Rápida de Plasma (RPD).

Entonces, ¿qué pasa en RPD? Comienza con la fusión de un alambre de titanio para construir capas de 3 a 4 mm de altura y de 8 a 12 mm de ancho. Todo el proceso tiene lugar dentro de una cámara que está cubierta con una atmósfera de gas argón inerte.

El RPD produce superficies comparativamente rugosas en comparación con DMLS o EBM. Pero podría funcionar más rápido, cerca de 50 a 100 veces en comparación con la impresión 3D en polvo. Según los creadores, el proceso de producción cuando se monitorea 600 veces por segundo, puede producir altos estándares de consistencia.

Y la máquina puede fabricar piezas de mayor volumen. Haciéndose una de las mayores entradas en el mundo de la impresión 3D. Sin embargo, el viaje aún es largo.

Reemplazar DMLS con cualquier otra tecnología no será tan fácil. Hasta la fecha, la mejor impresora 3D de titanio es la que trabaja en el proceso de impresión 3D DMLS.

Pros y contras de la impresora 3D Titanium

Debe estar entusiasmado con la impresión 3D con titanio. Entonces, esto es lo que debe esperar del metal. Aprenda sobre las dos caras de la moneda y tome decisiones sabiamente.

Pros
  • La impresión 3D con titanio no es un proceso sencillo. Sin embargo, la buena noticia es que después de tener la impresora 3D de titanio adecuada, todo lo que tiene que preocuparse es el diseño 3D.
  • La creación del modelo ocurrirá dentro de la propia máquina. Además, el titanio es un gran metal para imprimir prototipos.
  • Las máquinas DMLS no requieren ningún otro equipo de herramientas para terminar el trabajo de impresión. Por lo tanto, sin preocuparse por el posprocesamiento, puede preparar sus modelos tan pronto como salgan de la impresora 3D. Ahorra mucho tiempo y esfuerzo.
  • DMLS, como se mencionó anteriormente, es capaz de imprimir los detalles más intrincados con la mayor perfección. Por lo tanto, puede depender de una impresora 3D de titanio para producir detalles complejos y prototipos que son difíciles de crear con métodos tradicionales.
  • Puedes producir los detalles más pequeños. El tipo de partes de las que estamos hablando generalmente son requeridas por una serie de nichos cruciales. Desde la odontología hasta la aeroespacial y muchas otras industrias. Las piezas pequeñas e intrincadas con un acabado sorprendente se pueden conseguir fácilmente con titanio.
  • La replicación de diseños y el cambio en los prototipos es rentable cuando se utilizan impresoras 3D de titanio.
Contras
  • El precio de la impresora 3D de titanio hace que sea completamente imposible para todos tener la máquina. Por lo tanto, el uso está limitado a industrias a gran escala.
  • Las máquinas no están equipadas para imprimir modelos más grandes. Solo puede crear piezas 3D pequeñas o medianas con estas máquinas.
  • Las máquinas DMLS a menudo fallan con su eje z en comparación con las impresoras 3D de escritorio. Sin embargo, si encuentra algo en medio de la impresión, debe detener el proceso para reajustar la configuración y comenzar de nuevo.
  • Las imperfecciones de la superficie son bastante invisibles debido a la precisión que tiene la máquina. Sin embargo, esto puede crear problemas más adelante si está trabajando las piezas para un proceso de fabricación de varios pasos.

Recomendaciones de la impresora 3D Titanium

Aquí hay algunas recomendaciones que debe consultar:

M400 por EOS:

La impresora 3D es una máquina DMLS. Fue diseñado por un fabricante alemán, EO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *